Saltar al contenido

Instrumentos Financieros Derivados

Si algún instrumento financiero tiene mala fama en los tiempos que corren son los Derivados. Sin ir más lejos hace media hora una señora tertuliana de un programa de televisión ha dicho que deberían ser prohibidos.

La mayoría de los gestores empresariales sabemos lo que es un “seguro de cambio”, se trata de un instrumento financiero derivado que permite asegurarnos un cambio fijo, pactado anticipadamente, para una transacción en una divisa distinta a la nuestra a realizar en un futuro.

Imaginemos un negocio sencillo consistente en comprar unas mercancías dentro de tres meses en Estados Unidos por 100.000 Dólares USA y que pueden ser vendidas en España por 80.000 Euros. Es evidente que la rentabilidad de esta operación depende del cambio Dólar Euro. Hoy si es viable puesto que el cambio está fijado en 1,32 USD/EUR, es decir con un Euro no dan 1,32 Dólares USA. En el caso que nos ocupa, de realizar hoy la operación, compraríamos por 75.758 Euros y venderíamos por 80.000 Euros. Sin embargo dentro de tres meses no sabemos si esta operación arrojará beneficio puesto que no conocemos el cambio Dólar Euros para esa fecha.

¿Cómo afrontamos nuestro negocio?

♦ Compramos hoy los dólares al cambio de 1,32, los guardamos en una cuenta corriente denominada en esta divisa, y dentro de tres meses materializamos la operación.

♦ Contratamos un derivado financiero llamado “Cambio a Plazo” o “Seguro de Cambio” con un banco y nos aseguramos un tipo, que en las condiciones actuales de mercado rondaría los 1,315 USD/EUR. Con este proceder, a través del derivado, estamos trasladando el riesgo de cambio a la entidad financiera. Si ésta trabaja de acuerdo con los cánones de prudencia recomendados efectuará la cobertura comprando los dólares hoy para entregárnoslos a nosotros dentro de tres meses. También puede contratar un derivado con otra entidad ……..

¿Dónde está el peligro de los derivados financieros?

Muy simple, en la manera de usarlos.  Si los contratamos para cubrir riesgos, como es el caso comentado aquí, no tienen ningún peligro, al contrario, nos ayudan a materializar negocios eliminando el riesgo de cambio de divisas, con un coste muy bajo.

Es posible contratar el “cambio a plazo” o “seguro de cambio” sin tener ningún negocio detrás, en este caso estaremos especulando con la evolución de las divisas. Invirtiendo una cantidad inicial cercana a cero (la comisión del banco) incurrimos en un riesgo de cuantía indeterminada (dependiente de la evolución de las divisas).

Y por favor, que no prohiban los derivados !!. Mejor que nos enseñen a usarlos, y que los organismos supervisores (Banco de España, CNMV, Dirección General de Seguros, ...)  ejerzan adecuadamente sus responsabilidades y exijan a las entidades financieras que supervisan que cubran adecuadamente sus riesgos. Las entidades supervisoras están exclusivamente para esto y  las pagamos entre todos con nuestros impuestos.

En el siguiente enlace se puede descargar, en formato .PDF, un documento donde se explica el cálculo teórico matemático del tipo de cambio a plazo o seguro de cambio.     Descargar PDF

Daniel Bordes Nou

1 comentario en “Instrumentos Financieros Derivados

  1. Juanjo

    El problema ha sido el mal uso hecho por muchas entidades de estos procuctos. Vease las aseguradoras americanas de hipotecas. Faltó supervision por todas partes
    Juanjo

Los comentarios están cerrados.