Saltar al contenido

Desde hace muchos años se ha intentado buscar la “fórmula mágica” que dé como resultado el valor objetivo de una empresa o negocio. El método clásico, el del valor neto contable ajustado, el de la unión de expertos contables, el de los prácticos y muchos más.

Al final se ha impuesto el método del sentido común como el único conceptualmente correcto.

Nos dice que el valor de una empresa o de una unidad de negocio es igual a la suma de:

  • La posición neta de tesorería en el momento de realizar la valoración
  • La tesorería que es capaz de generar en el futuro.

La suma de estos dos factores no puede realizarse de manera directa. La tesorería a generar en el futuro no es homogénea con la actual, puesto que  están ubicadas en diferentes momentos temporales. Es por ello que para poder realizar la suma es necesario referenciar al momento actual la tesorería a generar en el futuro. Para ello nos serviremos de las matemáticas financieras realizando la actualización correspondiente.

Entendemos por posición neta de tesorería a la suma de los activos líquidos no necesarios para el desarrollo de la actividad (cuentas bancarias, fondos de inversión, inmuebles de inversión, depósitos, etc.) menos los pasivos de carácter financiero (préstamos, créditos, empréstitos, leasings, etc.). Evidentemente esta posición neta inicial puede ser positiva o negativa en función del volumen de los activos y pasivos considerados.

Los activos y pasivos necesarios y directamente relacionados con la actividad no se consideran en el cálculo al ser necesarios para el desarrollo de la misma. Es evidente, por ejemplo, que el edificio donde está instalado el almacén o fábrica de la empresa tiene un valor de mercado como inmueble, pero si lo vendemos no podremos seguir desarrollando nuestro negocio.

Para determinar la tesorería a generar en el futuro será necesario asumir una serie de hipótesis acerca de la evolución del negocio y aplicar la metodología matemática a las mismas.

Para poner en práctica esta forma de valorar una empresa o unidad de negocio, llamada por los expertos como el método del descuento de flujos libres de caja, puedes descargar el software FIN VALOR, que te ayudará  a sistematizar esta importante disciplina de las finanzas.

Saludos del equipo FINANCLOUD SL

Si eres un profesional o un autónomo encuadrado en el régimen fiscal de estimación directa simplificada, te agradeceremos que pruebes nuestro software integral EDCONTA cloud, para que empieces el año 2020 controlando muy bien tu negocio!!.

Con nuestra aplicación podrás:

  • Gestionar los modelos tributarios vigentes: IVA, Retenciones IRPF, Alquileres, Pagos a cuenta del IRPF, etc.
  • Facturar artículos, servicios, provisiones de fondos y suplidos.
  • Controlar la evolución de tu negocio: Resultados, Información Global por cliente o proveedor, Cobros, Pagos, Extractos Bancarios, Ingresos, Gastos, Inversiones en inmovilizado, Provisiones de fondos y suplidos, etc.
  • Cumplir con las obligaciones legales: Libro registro de ingresos, compras y gastos, inversiones, provisiones de fondos y suplidos, facturas expedidas y facturas recibidas.

Es muy fácil, no necesitas saber contabilidad para gestionar tu negocio. Pruébalo gratis durante un mes. Luego si te gusta elige tu tarifa y sigue trabajando