Saltar al contenido

Es muy corriente que las sociedades cotizadas y también algunas no cotizadas, con directivos de formación anglo-sajona, imperante en las escuelas de negocios españolas, informen y analicen sus resultados mediante el uso de estas siglas.

Desarrollamos en las siguientes líneas estos conceptos:

EBIT: Siglas en inglés de “Earnings Before Interest and Taxes” (Ganancias antes de intereses e impuestos). Se corresponde  con la magnitud usada en los formularios oficiales de cuentas españolas llamada “Beneficio de explotación” o “Resultado de explotación”. Es clave para el análisis de los resultados de una empresa y nos muestra el beneficio obtenido en el puro desarrollo del negocio correspondiente, al ser la diferencia entre los ingresos de explotación u operativos y los gastos de explotación u operativos del periodo, independientemente de cómo se han financiado los activos necesarios para su desarrollo y del impuesto sobre beneficios aplicable. Es muy útil para comparar la evolución de los resultados de un año a otro y entre empresas del mismo sector.

EBITDA: Siglas en inglés de “Earnings Before Interest, Taxes, Depreciations and Amortizations” (Ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones). Se corresponde exactamente con la magnitud española “Resultado bruto de explotación” y se obtiene sumando las amortizaciones y provisiones al EBIT o Resultado de explotación. Su uso se ha generalizado en los últimos años y entienden muchos analistas que se trata del flujo de caja -dinero- (Cash Flow) generado en el periodo por la explotación (negocio). Esta magnitud debe ser analizada con mucha precaución ya que dista mucho de ser el verdadero flujo de caja generado por el negocio. No debemos olvidar que para el desarrollo de la normal actividad de la empresa es necesario destinar dinero a las inversiones en activos fijos y circulantes, no estando reflejadas estas salidas de efectivo en la magnitud.

OI: Siglas en inglés de “Operative Income” (Ganancia operativa ). Es en general la misma magnitud que el EBIT, con el matiz que aquí no se reflejarían aquellos resultados de explotación, que ocasionalmente pudieran existir, no relacionados directamente con las actividades principales de la empresa.

OIBDA: Siglas en inglés de “Operative Income Before Depreciations and Amortizations” (Ganancia operativa antes de depreciaciones y amortizaciones). Es en general la misma magnitud que el EBITDA, con el matiz que aquí no se reflejarían aquellos resultados de explotación, que ocasionalmente pudieran existir, no relacionados directamente con las actividades principales de la empresa.

OFCF: Siglas en inglés de “Operative Free Cash Flow” (Flujo libre de caja operativo o de explotación). Nos encontramos ante una magnitud verdaderamente importante y de directa interpretación, al informar exactamente del flujo de caja generado en el periodo por el negocio y que podrá ser destinado en su totalidad a pagar deudas financieras, intereses de las mismas, dividendos o a aumentar la liquidez de la empresa. Se obtiene deduciendo del EBIT el impuesto sobre beneficios asociado, las inversiones en activos fijos y circulantes y sumando las amortizaciones, provisiones y desinversiones en activos fijos y circulantes.

FCF: Siglas en inglés de “Free Cash Flow” (Flujo libre de caja). Informa del efectivo generado en el periodo disponible para los accionistas (pago de dividendos o devolución de aportaciones). Se obtiene deduciendo del OFCF el pago de intereses neto de impuestos y la devolución de deudas financieras o, en su caso, sumando el cobro de intereses neto de impuestos y el incremento de deudas financieras.

Puedes descargar la Demo y probar nuestro exitoso software FIN VALOR, que usa las magnitudes anteriores, para valorar empresas y realilzar estudios de inversión.